El banco europeo se compromete con los países del sur

Después de una reunión de emergencia, el Banco Central Europeo ha anunciado una inversión masiva en los mercados para combatir las consecuencias económicas del coronavirus. En concreto, invertirá 750.000 millones de euros en comprar deuda pública y privada antes de que acabe el año, además de lo que lleva ya invertido desde enero.

Aunque quizás lo más importante es que, a diferencia de otras ocasiones, el Banco Central de los europeos rechaza expresamente fijarse límites y ya ha advertido que invertirá todavía más dinero, si es necesario. La decisión se ha tomado en una reunión imprevista y de urgencia, y que ha de servir para combatir otro virus casi tan peligroso a medio y largo plazo: el virus del miedo.

AYUDA SÍN LIMITES
El Banco abre totalmente sus puertas, y dejará de lado sus limitaciones a la hora de comprar deuda pública de los estados miembro de la zona euro. Incluso de Grecia, un país que se había quedado fuera de las últimas intervenciones.

Christine Lagarde, directora de la institución, ha querido tranquilizar personalmente a todos con unas palabras a través de las redes sociales: “Los momentos extraordinarios requieres medidas extraordinarias. Nuestro compromiso con el euro no tiene límites. Estamos decididos a utilizar todo el potencial de nuestras herramientas, dentro del marco de nuestras competencias”.