Los trenes de alta velocidad pasarán por la estación de la Sagrera,

Los trenes de alta velocidad pasarán por la estación de la Sagrera,

La famosa estación intermodal de la Sagrera, largamente esperada, ya es una realidad. Once años después del inicio de las obras, los trenes han empezado a circular, concretamente los correspondientes a la R1 de Rodalies, la línea Barcelona-Mataró-Maçanet. Los convoyes cruzan a través de las vías soterradas, en un tramo de casi dos kilómetros que transcurre entre la rambla Prim, muy cerca de Sant Adrià, hasta el puente de Bac de Roda, en el barrio de la Verneda. A pesar de todo, aún falta por ejecutar el 60% de las obras previstas, pero por lo menos ya se ve una luz al final del túnel.

Cuando acabe el proyecto, la Sagrera se convertirá en un espacio de 215.000 metros cuadrados con tres plantas, una de las infraestructuras de referencia por lo que respecta a la alta velocidad. En el nivel inferior habrá ocho vías y cuatro andenes para los trenes regionales, por donde transitarán las líneas Barcelona-Mataró y Barcelona-Granollers. Así se descongestionará la circulación de trenes de cercanías. En medio habrá un gran vestíbulo con aparcamientos en los extremos, mientras que en la parte superior se ubicarán ocho vías y cuatro andenes para los trenes de alta velocidad, así como espacio logístico multioperador con 12 vías para hacer la puesta a punto de los trenes.