La empresa Indukern ha regalado 100 ordenadores para facilitar la igualdad de oportunidades en El Prat.

La empresa Indukern ha regalado 100 ordenadores a los alumnos del Prat.

El covid-19 ha supuesto un reto para el sistema sanitario, pero también para la educación. El confinamiento de marzo y abril pilló desprevenidos a los centros y puso en evidencia la imposibilidad de una educación alternativa virtual, a la vista de la gran cantidad de familias que no contaban con los recursos necesarios.

Este curso ha comenzado con la lección aprendida. Aun así, no hay ordenadores para todos. Por eso es de agradecer que algunas empresas arrimen el hombro en sus municipios. Es el caso de Indukern, del Grupo Indukern, una empresa del Prat de Llobregat que ha donado cien ordenadores para las familias con niños en edad escolar que no dispongan de equipos informáticos para el presente curso.

Estos cien ordenadores se suman a las 221 tablets que ha aportado el ayuntamiento para luchar contra la brecha digital y facilitar la igualdad de oportunidades. El número no es casual, ese es el número de familias identificadas como más vulnerables después del confinamiento.

La empresa Indukern está dedicada a la distribución de productos químicos y actividades de valor añadido en sectores como nutrición animal, aromas y fragancias, alimentación, farmacia y salud animal.

Una imagen del acuerdo entre Indukern y el ayuntamiento del Prat.

Una imagen del acuerdo entre Indukern y el ayuntamiento del Prat.