Aprender catalán está de moda

6.421 alumnos han participado en el programa Pràctiques lingüístiques, un proyecto del Consorci per a la Normalització Lingüística que pone en contacto a estudiantes de catalán con cerca de 4.000 establecimientos comerciales y de restauración que colaboran con el programa.

Los participantes son alumnos de los cursos y aprendices del programa Voluntariat per la llengua del Consorci. Gracias al compromiso de los propietarios y empleados, los aprendices encuentran en estos establecimientos un entorno óptimo para coger confianza como hablantes y poner en práctica lo que han aprendido en los cursos o en las conversaciones con una pareja lingüística.

PRÁCTICAS VARIADAS
La tipología de comercios donde los participantes hacen prácticas es muy variada e incluye bares, restaurantes, paradas de mercado o librerías, entre otros establecimientos de cara al público.

A lo largo de 2019 el Consorci trabaja para ampliar la participación de alumnos de cursos de niveles superiores para favorecer las interacciones con el uso real de la lengua en la calle y en los comercios locales.

El 84% de establecimientos que han participado en este programa consideran que es muy útil para los aprendices, y la mayoría de ellos se muestran satisfechos de haber participado, según los resultados de una encuesta realizada en 2018. Además, el programa da mucha visibilidad a los comercios que participan en el programa.