Lavarse las manos ya es una obligación

Ante todo, tranquilidad. Estos días circulan muchísimas historias por los medios de comunicación y las redes sociales. La mayoría son falsas, o poco acertadas. Lo cierto es que en cuestiones de salud, sólo los médicos y los responsables de la sanidad pública están autorizados para opinar.

Ahora, lo primordial, es contener el contagio. Para eso se han tomado medidas extraordinarias. Los políticos, los médicos, cada uno tiene su función. Y también cada uno de nosotros tiene una: prevenir el contagio. Es algo factible si tenemos en cuenta algunos consejos básicos.

  • Lavarse las manos con frecuencia, con un desinfectante de manos o con agua y jabón.
  • Al toser o estornudar, hay que cubrirse la boca y la nariz con un pañuelo o, por lo menos, con el codo.
  • Por el momento no se prohíbe viajar en transporte público o salir a la calle. Sin embargo, lo recomendable es ampliar la distancia con el resto de los usuarios. Que sea, por lo menos, de un metro.
  • Evitad tocaros los ojos, la nariz y la boca si no tenéis las manos limpias.
  • En general, evitad las reuniones numerosas. El riesgo nunca será cero, pero se puede reducir a un mínimo, ¿verdad?
  • Si podéis, trabajad desde casa. Descubriréis que ofrece algunas ventajas para los trabajadores.
  • Cuidado con los Whatsapp. Hay demasiada gente opinando. Y algunos, incluso tienen muy mala intención. Mucho cuidado.