Una iniciativa para que todos los chavales puedan recuperar el tiempo perdido en verano.

El sector del ocio educativo ha propuesto a la Generalitat una ayuda universal a las familias que habitualmente llevan a sus hijos a casales, colonias o campamentos durante el verano. A la vista de las dificultades económicas, consideran que se debe dar un apoyo a las familias para favorecer la participación. En concreto, proponen que esta ayuda permita reducir un 50% del precio de los casales y un 70% el precio de los campamentos de verano.

Para ello se debería crear un fondo extraordinario de 7,7 millones de euros. pero sería un dinero muy bien invertido teniendo en cuenta que tal como avanzábamos hace pocos días, los casales están dispuestos a ofrecer un refuerzo escolar extra para los alumnos, que se han quedado a mitad del curso escolar.

La Confederació Empresarial del Tercer Sector Social de Catalunya, l’Associació Catalana d’Empreses de Lleure (Acellec) i l’Associació de Cases de Colònies i Albergs de Catalunya (ACCAC) también han pedido que se flexibilicen los criterios de acceso y la concesión de becas para recoger  las nuevas situaciones de fragilidad directamente vinculadas a las consecuencias de la covid-19.