La papelería Raima gana el Premio Nacional de Comercio a la Iniciativa Empresarial.

¿Quién ha dicho que los negocios tradicionales no tienen futuro? Lo que pasa es que hay gestionarlos de forma muy diferente a como se hacía treinta años atrás. Los tiempos cambian y hay que adaptarse. Como ha hecho la papelería Raima de Barcelona, que recientemente ha ganado el Premio Nacional de Comercio a la Iniciativa Empresarial. Un galardón que distingue a los negocios innovadores.

DIGITALIZACIÓN
¿Y qué ha hecho esta papelería para renovarse? Pues, básicamente, dos cosas. Una más clásica, ampliar el espacio de venta hasta convertirse en la papelería más grande de Europa. Eso le ha permitido ampliar su stock y mejorar su oferta de productos. La otra cosa que ha hecho es más moderna: digitalizar el negocio. Ha encontrado la manera de compatibilizar el negocio tradicional con el digital. Y todo ello apostando por la calidad y el kilómetro cero, o sea, los productores o proveedores de proximidad. No es fácil, pero los negocios clásicos tienen una oportunidad si aprenden a adaptarse a los nuevos tiempos