La Generalitat impulsará medidas más estrictas

Los nuevos tiempos y las nuevas formas de consumo han traído también nuevos modos de convertirse en adicto a cualquier cosa. Por eso la Generalitat está a punto de aprobar una nueva ley que tendrá en cuenta todos los riesgos del mundo moderno. La ley valora todo tipo de adicciones, pero se centra en la más relevante: el tabaco. Para empezar, se ponen al mismo nivel los llamados cigarrillos electrónicos, y también es mucho más estricta respecto a los lugares donde se debe fumar. Se amplían los perímetros de prohibición e incluso se prohibirá fumar en algunas zonas al aire libre, en determinadas circunstancias.

La nueva ley contra las adicciones

  • Se equipara la regulación del tabaco a los nuevos dispositivos (cigarrilos electrónicos, tabaco sin combustión). Allí donde no se pueda fumar tampoco se podrá vapear.
  • Se extiende a 5 metros el perímetro de prohibición a los centros sanitarios, de eneseñanza y  dependencias de la Administración Pública.
  • Se amplía la prohibición a las instalaciones deportivas al aire libre, al exterior de las paradas de transporte público y a vehículos privados.
  • En otoño empezará una campaña para advertir de la nuevas restricciones. Estará focalizada en terrazas y espacios similares, y redoblará esfuerzos en la persecución de la venta a menores.
  • La nueva ley incorpora otros ámbitos, como drogas, alcoholismo o incluso nuevas tecnologías.