Un usuario atraviesa el túnel para desactivar los rastros de covid19.

Un usuario atraviesa el túnel para desactivar los rastros de covid19.

Test rápidos, PCRs, rastreadores y, des de luego, una vacuna. la solución a la coronacrisis pasa por alguna de estas opciones, o quizás todas juntas. Mientras tanto, no queda otra que prevenir, y desinfectar. En eso se ha centrado Epitécnica, una empresa de Viladecans especializada en equipos de desinfección, que ha diseñado un invento que podría revolucionar el panorama sanitario.

Se trata de un túnel desactivador del covid19, totalmente inocuo y efectivo. La persona en cuestión se coloca en el interior del CA-VID, así se llama el invento, y es polvorizada con una niebla seca que deja inactivo el virus. El invento funciona y sería ideal para espacios donde se concentra mucha gente, como ferias, aeropuertos, hoteles y restaurantes.

El polvo no contiene, según la empresa, ni ozono ni ningún otro agente desinfectante que pueda ser peligroso. El principio del CA-VID consiste en un elemento químico que altera suficientemente el virus como para dejarlo inactivo. No desaparece, pero tampoco puede contagiar a nadie. La técnica es tan limpia que se puede cruzar el túnel con un bocadillo en la mano, o con el móvil, sin ningún peligro.

El túnel ya se ha probado con éxito en la Fira del Disc de Barcelona y en el Festival de Sitges. Instalarlo cuesta en torno a 4.000, pero garantiza la libre circulación de personas y podría salvar muchos eventos y negocios a medio y largo plazo.