Administraciones y entidades cooperan para echar una mano a los más vulnerables

Combatir la pobreza requiere de un ingenio extra. A parte de recursos, hacen falta buenas ideas, como el proyecto Reconnectant al Besòs, nacido para reducir la pobreza urbana, centrándose en las situaciones de alta vulnerabilidad residencial en la zona del Besòs y, en concreto, en las personas sin hogar. La idea es tan buena que opta a una subvención europea para proyectos innovadores en el ámbito de la pobreza urbana.

Reconnectant al Besòs combina el trabajo en seis áreas clave: red social, personal, vivienda, asistencia sanitaria, ocupación y legal. Además, propone soluciones de vivienda que contribuyen a la mejora de la situación socioeconómica y la inclusión a largo plazo.

En el proyecto participan los ayuntamientos del llamado Eix Besòs: Sant Adrià, Barcelona, Santa Coloma, Montcada i Reixac y Badalona. También colaboran la Generalitat y numerosas entidades sensibles con los más vulnerables.