Plano general del Parc del Campus Diagonal-Besòs. Foto: ACN Ajuntament de Barcelona

Plano general del Parc del Campus Diagonal-Besòs. Foto: ACN Ajuntament de Barcelona

El entorno del Campus Diagonal-Besòs de la Universitat Politècnica de Catalunya continua creciendo. Ahora lo hace con el Parc del Campus, un espacio verde de 20.000 metros cuadrados que une la Rambla de la Mina con el Parc del Fòrum, abriéndola  al mar. Además, hace pocos días se ha puesto la primera piedra del edificio E, que acogerá pymes, startups y espacios de coworking en el ámbito de la investigación. Las obras cuentan con un presupuesto de 16 millones de euros y el edificio está previsto que entre en funcionamiento en dos años.

La zona verde es una buena noticia, pero el edificio es una todavía mejor porque, una vez acabado, albergará pequeñas y medianas empresas surgidas del campus y que trabajen en la misma área de investigación. Formará, así, lo que viene llamándose un clúster, un espacio donde se reúnen empresas colaboradoras y que forman, juntas, centros neurálgicos de producción. El proyecto prevé también espacios para emprendedores y profesionales independientes en los llamados coworking.

Actualmente en el campus hay cuatro edificios en marcha: uno de docencia, dos de investigación y la residencia para estudiantes, investigadores y docentes. Cuando el proyecto esté acabado contará con  13 edificios y una comunidad de 15.000 personas.