Los calçots son un producto made in Baix Llobregat Foto: Cal Mora. Turisme Baix Llobregat

Los calçots son un producto made in Baix Llobregat Foto: Cal Mora. Turisme Baix Llobregat

Asociamos el calçot a la localidad de Valls y a Tarragona, y lo circunscribimos a las populares calçotades. Sin embargo, son solo prejuicios. Resulta que el calçot es ya un clásico del Baix Llobregat, y también resulta que es una hortaliza con grandes posibilidades en nuestra cocina, más allá de las calçotades.

Desde hace años, más o menos la mitad de los calçots que se venden en Mercabarna procede del Parc Agrari del Baix Llobregat. La moda de las calçotades animó a los agricultores del Baix a plantarlos y descubrieron que la tierra arenosa del Parc Agrari es muy indicada para este producto. Gavà y Viladecans son las zonas que más calçots producen.

Por otra parte no es preciso acudir a una calçotada para disfrutar de esta hortaliza. Podéis disfrutarlo  en forma de quiche, rebozado, guisados con arroz o como ingrediente de las cocas o pizzas, por ejemplo. Cualquiera de estas recetas se puede hacer en casa, con paciencia y un delantal.

El calçot es muy parecido a la cebolla blanca. Presenta un gran contenido en agua y tiene propiedades terapéuticas, casi mágicas: depura el aparato digestivo, contribuye a depurar las piedras renales, es un antiséptico natural, combate la hipertensión, es una fuente de antioxidantes… Todo ventajas.

Aprovechad, porque estamos en temporada alta, hasta el mes de abril, por lo menos.