Las normas podrían flexibilizarse en Navidad, si la curva se mantiene.

Las normas podrían flexibilizarse en Navidad, si la curva se mantiene.

El Procicat, responsable de protección civil en Catalunya, ha aprobado el Plan de Navidad de la Generalitat, que amplía hasta diez la cantidad de personas que van a poder reunirse durante las fiestas. Aun así, se recomienda formar una burbuja navideña con los familiares más próximos.

La celebración de la Navidad desafía los criterios médicos, pero la Generalitat considera que es viable si mantenemos la responsabilidad. El Procicat recomienda minimizar la movilidad y crear una especie de burbuja navideña, formada por personas cercanas, como padres, hijos o hermanos que vivan cerca. Los parientes lejanos deberían quedar fuera de esta burbuja.

Para facilitar las reuniones el toque de queda se alargará las noches de Navidad, Fin de año y el día de Reyes.

LOS DATOS MANDAN

El Plan de Navidad, el de desescalada, y cualquier otro que pongan en marcha van a depender de los datos sobre contagios. Esto significa que en cualquier momento se pueden cancelar los planes si aumenta la transmisión a nivel comunitario. La responsabilidad durante los próximos días determinará lo que finalmente suceda en Navidad y los días posteriores. Si se mantiene la curva actual las medidas flexibles seguirán vigentes. 

Mientras tanto, sigue la estrategia de cribajes masivos para frenar los contagios. Se ha testado a a 28.000 personas y en los próximos días se harán muchas más pruebas, tanto PCR como test de antígenos.