El Parc Fluvial del Besòs es un buen lugar para observar pájaros.

El Parc Fluvial del Besòs es un buen lugar para observar pájaros.

Parece ser que el Parc Fluvial del Besòs es un punto de encuentro muy conocido en el mundo ornitológico. Los datos registrados durante los meses de verano ponen en evidencia que este espacio natural es clave en las rutas migratorias de los pájaros que vienen y van.

El flujo migratorio de estos animales, que se desplazan desde sus zonas de nidificación hasta las zonas de hibernación, ha sido más intenso y variado ya que, al margen de los pájaros acuáticos, también se han visto varias especies de paseriformes.

Durante el mes de agosto se llevaron a cabo varias jornadas de anillamiento científico, sin público, que permitieron el marcaje de 93 currucas, un pájaro que viaja hasta aquí desde más allá del Sahara, ni más ni menos.

También ha sido remarcable el descubrimiento, y anillamiento, de un alcaudón y un cuco, cerca de Can Zam, una especie nunca vista antes.

A parte de las aves, se ha detectado la presencia de serpientes blancas, y lo más importante, excrementos de nutria.