Elena Camprubí es la promotora de una empresa de galletas personalizadas.

Elena Camprubí es la promotora de una empresa de galletas personalizadas. Foto: ACN/Albert Segura Lorrio

La pandemia ha afectado profundamente a la creación de empleo y, particularmente, a los más vulnerables, como las personas con discapacidad. Por esta razón Fundació Prevent ha puesto en marcha Powernauts, la primera incubadora del Estado que promueve emprendedores con diversidad funcional. El objetivo es recortar la tasa de paro de este colectivo, que ronda el 25%, más de 10 puntos que las personas sin discapacidad.

Las incubadoras son plataformas que ayudan a las empresas a lanzarse al mercado, normalmente del sector tecnológico. Powernauts no funciona así, ni tampoco vincula su apoyo al rendimiento económico de las compañías. Más bien identifica proyectos interesantes y viables y les dota de recursos  suficientes para que los emprendedores puedan vivir de su negocio y acceder a un salario digno.

En noviembre arrancó la primera edición, con seis emprendedores que han contado con 120 horas de trabajo junto a especialistas en estrategias de negocio, ventas y finanzas.

SEIS PROYECTOS DE FUTURO

Actualmente hay seis proyectos en marcha:

  • Balena Lena, un negocio de galletas a medida para empresas y eventos.
  • Park4Dis, una aplicación para personas de movilidad reducida
  • Psicopartner, una iniciativa de terapias psicológicas en línea.
  • Ilusión +, una empresa de vinos y cava con responsabilidad social.
  • Vine Testing Spain, dedicada al sector de enoturismo y gastronomía.
  • Milarepas, una compañía de moda sostenible en línea con tejidos artesanos elaborados en países como Nepal, Bhutan o Tíbet.

Muchas personas con gran potencial ven como se cierran sus puertas por culpa de prejuicios y miedos hacia las discapacidades. Es por ese motivo que la Fundació prevent promueve la inclusión laboral con iniciativas como Powernauts, por ejemplo.