Dos programas municipales facilitan pequeñas reformas en los hogares.

108 personas mayores viven un poquito mejor en sus casas gracias a que el Ayuntamiento y la Diputación han colaborado para adaptar y reformar 45 viviendas de la ciudad, con el objetivo de que esas personas puedan seguir viviendo en sus casas.

En total, se han invertido 47.000 euros para adecuar las viviendas y hacerlas más habitables para varios tipos de personas mayores con diferentes necesidades.

A través de estos programas se pueden hacer reformas en el baño, la cocina y otros de carácter general, para facilitar la movilidad y la accesibilidad, la higiene personal y mejorar las condiciones de seguridad. En algunos casos, también se han llevado a cabo mejoras en la eficiencia energética de los hogares. Algo clave para mejorar la calidad de vida y ahorrar un poco cada mes.

NECESIDADES ESPECIALES
El perfil mayoritario de las personas atendidas es el de mayores de 65 años con situaciones de dependencia o falta de autonomía. También está destinado a los mayores de 80 años que viven solos o con otra persona mayor. Además, pueden solicitar   estas ayudas las personas menores de 65 años que tienen necesidades especiales.

Para obtener más información las personas interesadas pueden dirigirse a la Unitat de Primera Atenció de Serveis Socials (Calle Ignasi Iglesias, 9) o llamar al teléfono 93 389 00 50, extensión 5494.