Open Arms colabora con Can Ruti. Foto: Santi Palacios/Open Arms

Hace un par de semanas el equipo de Oriol Mitjà, infectólogo del Hospital Germans Trias i Pujol, comenzó un ensayo clínico para encontrar una fórmula que reduzca la carga viral del #Covid19, o sea, una manera de que la enfermedad sea menos contagiosa. Los primeros resultados de las pruebas podrán verse en los próximos días.

En su trabajo en de investigación han hallado mucha colaboración. Hoy destacamos la de Open Arms, la ONG que salva refugiados en el mar. Puesto que proteger las vidas más vulnerables es su objetivo, se han sumado al proyecto nacido en Can Ruti para llevar el ensayo clínico a residencias de ancianos con el fin de detener la cadena de propagación y evitar más muertes.

La investigación consiste en paliar la expansión de la enfermedad utilizando dos medicamentos: un fármaco dirigido a enfermos de malaria y que usan también pacientes con artritis reumatoide y uno de los antivirales que se indican para tratar el VIH. El tratamiento es una alternativa mientras se continúa trabajando a marchas forzadas a la búsqueda de una vacuna.