Los test rápidos llegan para substituir a las pruebas PCR.

Los test rápidos llegan para substituir a las pruebas PCR. Foto: CATSalut

Oriol Mitjà, especialista en enfermedades infecciosas y una de las voces más autorizadas sobre la pandemia, ha adelantado que la Generalitat ha comprado los primeros test rápidos, capaces de detectar el covid-19 en diez minutos, y que costarán entre 4 y 10 euros. Substituirán a las llamadas pruebas PCR, que tardan días en ofrecer resultados y cuestan en torno a 120 euros. De momento, los nuevos tests se administrarán con asistencia sanitaria, pero en pocos meses podrían estar disponibles en las farmacias.

Test rápido

Test rápido

El invento consiste en una especie de cassette de plástico, una tira de papel y una línea de prueba con anticuerpo que cambia de color si detecta Covid en una muestra de saliva. Los primeros que se fabricaron tenían una precisión baja, pero los últimos tienen fiabilidad de hasta un 94%.

Según explica Oriol Mitjà, este sería un método muy adecuado para exámenes masivos en aglomeraciones o situaciones de riesgo, en escuelas y en residencias de mayores.

Los primeros dispositivos se distribuirán en los centros de atención primaria y los hospitales, y están dirigidos a personal sanitario.