Las playas de Sant Martí serán territorio sin humo a partir del verano.

Las playas de Sant Martí serán territorio sin humo a partir del verano. Foto: Ajuntament.

La ley contra el tabaco llega por fin a las playas y las de Sant Marti serán pioneras.  O, más bien, el conejillo de Indias porque la prohibición de fumar se aplicará, de momento, solo en las playas de Nova Icària y Nova Mar Bella, de Sant Martí, y en Sant Miquel y el Somorrostro, en Ciutat vella. A la vista de los resultados, se estudiará la extensión de la norma al resto de playas de Barcelona.

Obviamente la medida se pondrá en marcha a finales de mayo, cuando empiece la temporada de baño, y hasta el que acabe, a principios de septiembre.

La estrategia persigue un doble objetivo. Por un lado, se protegerá la salud de los usuarios, por lo menos el de los no fumadores. Por otro, se reducirá el número de colillas abandonadas, que acaban ensuciando el mar, tarde o temprano. No hay que olvidar que los restos de cigarrillos son uno de los elementos más contaminantes ya que contienen hasta 400 sustancias químicas tóxicas.