Este año se han aumentado más que nunca los recursos para evitar incendios.

Este año se han aumentado más que nunca los recursos para evitar incendios.

Ahora que ya podemos relajarnos, un poco, respecto al coronavirus, hay que poner toda nuestra atención en otra amenaza: los incendios forestales. Empieza el verano y aumentan las probabilidades de desastre, así que hay que prevenir más que nunca, si cabe.

Así, la Generalitat ha puesto sobre la mesa más de 30 millones de euros destinados a prevenir los incendios en todo el territorio. Este dinero se repartirá, básicamente, entre particulares, ayuntamientos y agrupaciones de defensa forestal. El resto irá destinado a gastos de personal directamente relacionados con la prevención y a los diferentes recursos necesarios, como medios aéreos o comunicación. En 2019 se quemaron en Catalunya casi 6.500 hectáreas. 6.000 en un sólo incendio, el de Torre de l’Espanyol.

MUCHA MÁS PREVENCIÓN
Con las cifras del año pasado en mente, los técnicos han pedido un presupuesto mayor y la Generalitat lo ha concedido. El aumento servirá para incrementar el número de equipos de prevención activa, ampliar y agilizar los relevos de bomberos y personal especializado, proveer más recursos para mantener al personal desplazado a emergencias y habilitar más posiciones de guardia.

El nuevo presupuesto también permitirá ampliar el período de cobertura de toda la guardia de apoyo forestal, de dos meses a cuatro, desde el 1 de junio al 30 de septiembre.