Los protocolos han cambiado y los mayores podrán salir a pasear tranquilamente.

Desde el sábado los usuarios podrán salir a pasear. Foto: ACN – Àlex Recolons

Desde el sábado 13 de febrero la Generalitat ha relajado el protocolo de la covid-19 en las residencias, una vez puestas el 75% de las vacunas previstas en los centros. Sin duda, un descanso para los usuarios, forzados a un aislamiento que no contribuye precisamente a su calidad de vida.

El cambio principal es que los mayores pueden salir a pasear por las instalaciones. Asimismo, han quedado restablecidas las salidas cortas , de uno o dos días, de los residentes y ya no se harán test de antígenos a los visitantes, una vez comprobado que se ha reducido la transmisión comunitaria en los últimos días.

Lo cortés no quita lo valiente. Los usuarios pueden pasear tranquilamente, pero respetando las medidas básicas de protección, como el lavado de manos y la mascarilla. Además, al volver al centro, deben evitar cualquier contacto hasta haber desinfectado calzado y sillas de ruedas, y hasta después de haber lavado la ropa a 60º. Asimismo, los familiares han de evitar la entrada a los centros y deben utilizar los espacios destinados a las visitas para ir a buscar y a retornar a sus familiares.

En cuanto a los usuarios que salgan a pasar uno o dos días fuera, no tendrán que aislarse durante quince días al volver al centro, si es están vacunados.