Los turistas británicos y franceses tienen confianza en las medidas tomadas en Catalunya.

Los turistas británicos y franceses tienen confianza en las medidas tomadas en Catalunya.

Si las cosas ya no son fáciles, últimamente, para los negocios, algunos países andan haciendo campaña contra nuestro país, por los contagios de covid-19. Afortunadamente, aunque la mala prensa hace daño, no parece que los turistas hayan entrado en pánico. Visitantes ingleses y franceses que pasan unos días en nuestros costas han salido al paso de sus gobiernos respectivos y han defendido las medidas tomadas en Catalunya. Ellos mismos reconocen que son las mismas que en sus países respectivos y que aquí se sienten tan seguros como allí.

El gobierno británico es uno de los que ha creado alarma social al exigir a sus ciudadanos un período de cuarentena si llegan a la isla procedentes de España. La medida afectará, desde luego, a los británicos que tenían pensado hacer una escapada, pero no a los que ya se encuentran aquí. Aunque lamentan la situación, no se plantean volver corriendo a las islas.

Por lo que respecta a Francia, su Gobierno ha recomendado no adentrarse en Catalunya. Pero las tiendas y comercios cercanos a la frontera ya han comprobado que los vecinos franceses siguen acudiendo, al comprobar que se toman las medidas adecuadas para evitar contagios. Por otra parte, los turistas franceses ya instalados tampoco tienen pensado renunciar a sus vacaciones en Catalunya, pase lo que pase.