Los servicios sociales municipales han atendido a numerosos usuarios.

Los servicios sociales municipales han atendido a numerosos usuarios.

La coronacrisis ha puesto contra las cuerdas a muchas familias en Barcelona. Los servicios sociales no han llegado a todo el mundo, pero han podido atender a 44.463 personas durante los primeros cuatro meses de la pandemia. En este tiempo se han otorgado 18.670 ayudas económicas de emergencia para cubrir necesidades básicas por valor de algo más de ocho millones de euros.

Un 20% de esas casi 45.000 personas no habían acudido nunca antes a los servicios sociales municipales, una cifra determinante para comprender el alcance de la crisis. Sin embargo, la decidida reacción de los centros repartidos en los barrios ha permitido resistir a las familias en los peores momentos.

Nou Barris ha sido el barrio con mayor demanda de servicios sociales, con 16.365, seguido por Ciutat Vella y Sant Martí.

REPARTO DE COMIDA

Además de las ayudas extraordinarias también ha aumentado el reparto de comidas desde los diferentes servicios de alimentación que hay en la ciudad, y que a estas alturas siguen siendo un 88% más de los que había antes de la pandemia, un total de 7.171 comidas enfrente de las 3.810 iniciales.

Como los servicios municipales no han podido llgar a todas partes, Barcelona ha impulsado una línea de ayudas dirigida a 57 entidades sociales y redes de apoyo vecinal que trabajan en los barrios, y que han mantenido, y todavía mantienen, dispositivos extraordinarios de alimentación durante  la crisis.