Terapias con perros para ayudar a jóvenes y mayores

Sólo las personas amantes de los perros saben lo terapéutica que es su compañía. En eso se basa un nuevo programa piloto que se está aplicando en El Prat: terapia con perros para trabajar emociones y relaciones sociales de personas mayores y jóvenes. Los perros pueden ser también la solución para los participantes en el programa.

La idea es introducir un perro específicamente adiestrado como una herramienta de apoyo en sesiones terapéuticas. Reduce el sentimiento de soledad de las personas mayores y fortalece valores como la tolerancia, frustración, soledad y paciencia de jóvenes estudiantes.

TERAPIA COMPLEMENTARIA
La llamada TAG no se trata de una terapia alternativa milagrosa sino de un complemento a las terapias convencionales, que permite mejorar el área física, social y emocional de las personas.

Las sesiones se basan en el aprendizaje de la conducta canina y el manejo del perro, que actúa como un elemento motivador. Los perros aumentan el interés de las personas participantes en las dinámicas y facilitan la implicación y la comunicación, tanto de mayores como de jóvenes.

En la primera sesión han participado alumnos de tercero y cuarto de ESO del Instituto Salvador Dalí, que visitaron la Residència Municipal Penedès y la Residència Onze de Setembre, junto con la entidad Sentit Animal y su equipo canino especializado.