Una enfermera extrae dosis de un vial de la vacuna AstraZeneca. Foto: ACN - Roger Segura

Una enfermera extrae dosis de un vial de la vacuna AstraZeneca. Foto: ACN – Roger Segura

Finalmente se han aclarado las dudas sobre los posibles efectos secundarios en torno a la vacuna de AstraZeneca. Se le atribuían casos de trombosis, pero las pruebas son taxativas. La profesora fallecida en Málaga no murió por la vacuna que le habían administrado. De hecho, el porcentaje de efectos secundarios causados por la vacuna es similar al de cualquier otro medicamento. Por esta razón la vacuna gestada en Oxford vuelve a estar disponible desde esta semana.

Y no sólo eso. Tal como han solicitado voces médicas autorizadas, desde ahora también se administrará a los mayores, por lo menos a los que tienen entre 60 y 65 años. Hasta ahora su uso estaba limitado a los menores de 55, porque algunos estudios advertían sobre sus limitaciones. La experiencia, sin embargo, demuestra que la vacuna funciona.