Los abuelos quieren pasear tranquilamente por Can Mercader.

Los abuelos quieren pasear tranquilamente por Can Mercader.

Los abuelos son los grandes sacrificados del confinamiento. Quién más quién menos ha salido un poco de casa con alguna excusa, pero las personas de la tercera edad se han tomado muy en serio la amenaza del coronavirus. Son un ejemplo de responsabilidad. La mayoría, claro. Ahora que pueden salir en determinadas franjas horarias, piden que adultos y familias la respeten y les dejen el espacio que necesitan para pasear.

Can Mercader, uno de los parques más populares de Cornellà es uno de sus espacios preferidos para hacer un poco de ejercicio. Y lo único que piden es que deportistas y familias respeten su preferencia en los horarios asignados, de 10 a 12 de la mañana  y de 7 a 8 de la tarde.

En cualquier caso, si por la razón que sea, coincidís con personas mayores de paseo, lo mejor es evitarlos, con educación, y mantener la distancia social recomendada. Puede parecer exagerado pero siguen siendo un grupo de riesgo