Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital Universitario de Bellvitge. Foto_ ACN – Laura Fíguls

Todos los grandes centros públicos de investigación y los hospitales están enfrascados en la tarea de encontrar soluciones para luchar contra el coronavirus. El objetivo final, obviamente, es encontrar una vacuna, pero mientras tanto, los investigadores buscan diferentes maneras de abordar el problema, detectarlo con rapidez y minimizar el riesgo de la población.

Una de las claves es mejorar la capacidad diagnóstica del sistema, y para ello los investigadores están desarrollando dispositivos que detecten rápidamente el coronavirus, a partir de saliva. Esto permitiría actuar antes y evitar contagios.

Otros científicos trabajan con las variaciones genéticas de las personas que, por la razón que sea, son inmunes al virus. Esas personas son vitales para hallar una vacuna.

NUEVOS ANTICUERPOS
Una rama de la investigación pasa por el uso de biomarcadores para estratificar el riesgo de enfermedad pulmonar en pacientes con infección primaria, o sea, para determinar en qué casos el virus pasa de una gripe extraña a una neumonía, con graves efectos para los pulmones.

La cuarta gran área de investigación es la detección de anticuerpos del virus, que permitirían luchar directamente contra el coronavirus y encontrar más rápidamente una vacuna.

Todos los centros públicos punteros de Catalunya están trabajando en alguna de estas líneas mientras leéis estas líneas.