La Generalitat ha sido la primera en reaccionar a la crisis del Coronavirus. A la vista del período de confinamiento al que estamos obligados y que pone serias limitaciones al comercio, se ha aprobado un paquete especial de ayudas para que las empresas no tengan que cerrar. Se trata de una prestación económica de hasta 2.000 euros, que podrían percibir siempre que figuren de alta en actividades de las cuales las autoridades sanitarias han decretado el cierre y no disponen de otras fuentes alternativas de ingreso. Esta ayuda cuenta con un presupuesto de 7,4 millones de euros y prevé beneficiar unas 4.500 personas trabajadoras autónomas. Los principales beneficiarios serán los pequeños comercios y negocios que se han visto forzados a confinarse.

LAS CONDICIONES

Para acceder a estas ayudas, los autónomos deberán estar dados de alta en el régimen especial de trabajadores autónomos de la Seguridad Social (RETA) y con domicilio en Catalunya. También tendrán que acreditar pérdidas económicas en el mes de marzo de 2020 en comparación con el mismo mes de marzo del año pasado. En el caso de los trabajadores con una antigüedad inferior a un año, la comparación se hará con la media de la facturación mensual desde su alta. En nuestra infografía, en páginas posteriores, desglosamos algunas de estas ayudas.