La Generalitat se compromete a regularizar el sector

La Generalitat ha dado luz verde a un paquete de medidas que mejora las condiciones de trabajo del hogar y las curas. El objetivo es mejorar las condiciones de este sector profesional, dignificar el trabajo de las personas que se dedican y permitir que puedan regularizar su situación administrativa, en el caso de las mujeres inmigrantes, que son la mayoría.

Las cifras ponen en evidencia que de las 105.200 personas que trabajan con afiliación al sistema especial del hogar, 65.000 tienen nacionalidad extranjera, y entre 35.000 y 43.999 están en situación de economía informal. Por tanto, la voluntad del acuerdo firmado es dar respuesta a esta realidad y dotar a estas personas de todos los derechos sociales ya que desarrollan una tarea fundamental dentro de nuestra sociedad y les confiamos el cuidado de las personas mayores o dependientes.

CONTRATOS DIGNOS
El acuerdo facilitará, en primer lugar, el acceso de los trabajadores y de los contratadores a toda la información legal sobre derechos y deberes. También impulsará mecanismos para incentivar la contratación formal y digna, mejorará la salud y la detección de enfermedades profesionales, e impulsará un plan de choque de promoción profesional, a través de la formación o reconocimiento de la experiencia laboral de las personas que trabajan al cuidado de otras. La Generalitat se compromete a exigir a Madrid los cambios legales necesarios.