El 80%de los jóvenes que pasan por centros de nuevas oportunidades trabaja o vuelve a estudiar  

El 80%de los jóvenes que pasan por centros de nuevas oportunidades trabaja o vuelve a estudiar

El fracaso escolar es una consecuencia de los malos resultados académicos, pero estos no siempre se deben a la ausencia de habilidades sino a la falta de acompañamiento y recursos. Para revertir esta situación juegan un gran papel los centros de nuevas oportunidades, que ayudan a recuperar las ganas de aprender de los jóvenes de entre 16 y 14 años que no han encontrado su lugar.

LA MAYORÍA LO CONSIGUE
El año pasado, 7.000 jóvenes acudieron a centros de estas características y, un año después, el 80% ya están trabajando o han vuelto al sistema educativo. Así, se demuestra que las segundas oportunidades funcionan, por lo menos en el ámbito de la formación de jóvenes. Los centros de nuevas oportunidades sirven también para acoger a chicos y chicas migrantes e integrarlos al sistema del país, así como para ayudar a quienes han abandonado la ESO prematuramente proporcionando títulos profesionales a jóvenes que habían dejado los estudios y tampoco trabajan.