La estrategia para detener el virus pasa ahora por cribajes masivos a la población.

La estrategia para detener el virus pasa ahora por cribajes masivos a la población.

Una vez contenido el pico de la segunda oleada y con la curva de contagios en descenso la estrategia para detener el coronavirus pasa por hacer muchos test. La Generalitat ha anunciado una campaña masiva que incluirá pruebas PCR y test de antígenos, los llamados test rápidos, que se distribuirán a la población por varios canales, también en farmacias.

La campaña de cribajes se centrará en colectivos vulnerables, específicos y también comunitarios, con el objetivo de alcanzar al máximo de ciudadanos, por orden de urgencia. Parte de las pruebas se realizarán con automuestras distribuidas en farmacias.

Se movilizarán efectivos y unidades para llegar a todos los objetivos y se convocará personalmente a los colectivos más afectados, para que acudan a hacerse pruebas o a recoger las automuestras. Obviamente, la campaña empezará por los mayores de 50 años.

Para llevar a cabo esta estrategia la Generalitat ha confirmado la compra de ocho millones de test rápidos y la puesta en marcha de 500 rastreadores, encargados de localizar a los contactos de las personas que den positivo en las pruebas.