Paneles solares con finalidades sanitarias.

El centro sociosanitario El Carme, en Badalona, ya se abastece con energía renovable gracias a una cubierta fotovoltaica. La instalación, con una vida mínima garantizada de 30 años, genera 130.000 kWh/año, el equivalente al 15% del consumo total. La infraestructura sigue las directrices marcadas por el Plan Clima y energía 2030 de la Autoritat Metropolitana, que tiene como objetivo un aumento del 30% en el uso de energías renovables.

La instalación es la más grande del municipio en régimen de autoconsumo, es decir, que aprovecha toda la energía generada por las placas solares instaladas en el mismo edificio.

El equipamiento ofrece un servicio básico a la población de Badalona y tiene un uso intensivo, ya que está abierto las 24 horas del día, los 365 días del año.

¿Se imaginan que hubiera más iniciativas como esta? ¿Cuánto ahorraríamos en energía eléctrica teniendo en cuenta las horas de sol que tenemos en nuestro país?