Los murales forman un autentico museo al aire libre

Los artistas han tomado Cornellà como inspiración. De hecho, la han tomado como lienzo de sus obras. Desde hace un tiempo varios artistas locales y de la Factoría Artística de Cornellà han plasmado sus obras en fachadas, paredes o escaleras de la ciudad. Una demostración del poder de atracción del arte urbano y una manera de dar vida a paredes vacías.

Pero no se trata de obras espontáneas, ni mucho menos acciones ilegales tribuibles a jóvenes aficionados a los grafitis. Cada vez son más las empresas y comercios que cuentan con estos artistas para decorar sus establecimientos.

Ya son 15 las obras que componen este museo de arte urbano al aire libre. Por eso el ayuntamiento a creado una especie de ruta o itinerario para ir descubriendo todas estas obras.

Uno de los últimos espacios urbanos recientes es la plaza de Sant Ildefons donde han plasmado su obra Pilar Ruíz y Marta Rosell, dos muralistas que han dejado su huella en Cornellà.