La tasa de mortalidad por suicidio en Catalunya es una de las más bajas de Europa

La tasa de mortalidad por suicidio en Catalunya es una de las más bajas de Europa

La Generalitat ha invertido más de 70 millones de euros adicionales para luchar contra los estigmas de las enfermedades mentales. A pesar de los recortes y de las dificultades por las que pasa la sanidad pública, Catalunya ha realizado una gran apuesta a lo largo los últimos años por la salud mental de los ciudadanos. Eso sí, la inversión no se ha hecho en grandes instalaciones ni en cosas demasiado vistosas, sino en promover iniciativas comunitarias que van más allá de la salud. El objetivo es que sea la propia comunidad quién detecte los casos que requieren ayuda y así puedan aprovecharse los recursos locales, tanto profesionales como familiares. La mejor manera de prevenir este tipo de trastornos es estar atento y en comunicación con todo el entorno del paciente.

EVITAR SUICIDIOS
Entre otras cosas, la inversión en salud mental sirve para prevenir suicidios. El Codi Risc Suïcidi ha permitido un seguimiento más atento a las personas con más riesgo y ha mejorado la comunicación entre familia y centros de salud. Quizás sea una de las razones por las que la tasa de mortalidad por suicidio en Catalunya es una de las más bajas de Europa. Desde la puesta en marcha del código se han incluido en su registro hasta 12.600 personas. Casi un 90% ha registrado solo un episodio, lo que significa que la medida ha permitido evitar que la inmensa mayoría vuelva a intentarlo.