La compañía eléctrica rewnuncia a reclamar deudas a las familias. - Foto: Pixabay

La compañía eléctrica renuncia a reclamar deudas a las familias. – Foto: Pixabay

Así es, un poco de respiro para las familias vulnerables. Por lo menos, en la factura de electricidad. La Generalitat y Endesa han acordado asumir la deuda de 35.518 familias que no pueden hacerse cargo del importe de su consumo eléctrico. Un total de 38,7 millones de euros que asumirán la propia compañía eléctrica y la Generalitat.

El acuerdo parte de la ley de pobreza energética aprobada por el Parlament en 2015, una ley pionera en España. En función de la norma, Endesa asumirá los 17,5 millones pendientes del 2015 al 2018, y la mitad de los 21,3 de los años 2019 y 2020. De los 10,5 millones restantes, el 75% los pagará la Generalitat y el 25% las administraciones locales. El coste que se genere a partir del 1 de enero de 2021 se asumirá al 50%.

Obviamente, se trata de una solución a medias. La idea era que la eléctrica condonase la deuda a las familias, pero ante la negativa de Endesa, la Generalitat ha optado por una solución pactada. La deuda se pagará, por tanto, con una parte de nuestros impuestos , pero, a cambio, las familias vulnerables, no quedarán expuestas a la crueldad de los números.

Además, la compañía suministradora se compromete a informar y aplicar el bono social (los descuentos para familias) y renuncia a reclamar las deudas pendientes.