El 18 de marzo el Parlament de Catalunya aprobará los presupuestos para 2020. Foto: ACN Jordi Bedmar.

Habemus presupuestos. El Govern ha aprobado el proyecto de los presupuestos de la Generalitat para 2020, que serán aprobados en el Parlament el próximo 18 de marzo. Es una buena noticia porque, además, son los presupuestos más sociales de la historia. Se han aumentado los ingresos, se han ajustado gastos superfluos y todo eso ha permitido aumentar los gastos corrientes en valores máximos y muy por encima de los años de antes de la crisis.   Buena parte de esos gastos repercutirán en los temas importantes: sanidad, carreteras, infraestructuras ferroviarias o educación.

Los datos más relevantes

Más dinero
Los gastos de los departamentos se elevan hasta los 28.000 millones de euros, superando los de años anteriores a la crisis.

Más ingresos
La previsión para 2020 es de 26.862 millones de euros en ingresos, algo más de 4.000 millones más que en 2017. Esto es lo que permite ampliar el gasto sin alterar el equilibrio presupuestario.

Mejor invertido
El aumento del gasto permitirá a las Conselleries volver a invertir en proyectos sociales: más de 400 millones extra que se destinarán a salud (13,7%), carrteras (10%), infraestructuras ferroviarias (9,7%), agua (9,5%), educación (9%) y vivienda (8,3).

Los niños, el gran objetivo
Por primera vez se calcula la incidencia del gasto público sobre la infancia: casi un 26% del total presupuestado.

Las grandes partidas

  • Salud, 9.659 millones
  • Educación, 5.590 millones
  • Trabajo, Asuntos sociales y Familia, 2.697 millones
  • Territorio y Sostenibilidad, 2.011 millones
  • Empresa y Conocimiento, 1.456 millones
  • Interior, 1.431 millones