Un centro pionero en corazones artificiales

El Hospital de Bellvitge sigue siendo referencia en alta tecnología. Si en 2007 ya fue el primer centro en colocar un corazón artificial, ahora vuelve a ser pionero después de implantar su primer corazón artificial total. Algo todavía más complejo, si cabe.

Al paciente le fallaban los dos ventrículos y padecía hipertensión pulmonar, cosa que imposibilitaba un trasplante cardíaco inmediato. Su situación era extremamente delicada puesto que sufría una miocardiopatía grave y su pronóstico, a corto plazo, era el fallecimiento, según los doctores del centro. La única solución posible pasaba por una intervención de este tipo, y ha sido todo un reto para los profesionales del hospital.

Desde 2007 el hospital ha implantado un total de 24 asistencias ventriculares mecánicas, el número más alto realizado en España por un solo centro. Bellvitge también lidera el uso de asistencias circulatorias mecánicas temporales para casos agudos de insuficiencia cardíaca.