Por quinto año consecutivo crece la cifra de inserción laboral de las personas graduadas en áreas profesionales

Las personas graduadas en estudios profesionalizadores cuentan con muchas posibilidades de encontrar trabajo, con un diferencial de más de 20 puntos. Y tener un título de FP es una garantía en un 90% de posibilidades teniiendo en cuenta las cifras actuales de paro.

Más del 60% de estudiantes que finalizan un grado medio siguen estudiando, y, viendo toda la trayectoria, muchos acaban estudiando una carrera universitaria. Así que el bachillerato ya no es la única manera de acceder a la universidad.

El incremento de la inserción laboral, que incluye a los que trabajan y los que combinan estudios y trabajo, es un 0,64% superior al año pasado. El aumento es más significativo, de un 1.37, si se contempla el porcentaje de graduados que optan por la continuidad formativa, es decir, que estudian y trabajan o sólo estudian, y se sitúa en el 52%.

MENOS PARO
Por otro lado, es remarcable la menor afectación del paro en los graduados en FP, tanto respecto a la media en Catalunya como sobre todo al de los jóvenes de 16-24 años. Mientras el paro juvenil se situaba en el 29%, la media de graduados de grado medio que buscaban trabajo era de un 8.64% y entre graduados superiores un 9,32%.

Esto supone que la tasa de graduados en formación profesional no ocupados es tres veces inferior al paro juvenil.