En 10 años las notas han mejorado tanto que superan la media catalana

Si hace unas cuantas semanas destacábamos la visita de centros educativos de toda Europa para conocer el modelo educativo musical de l’Hospitalet, ahora le toca a Viladecans. Representantes municipales de seis ciudades europeas se han reunido durante dos días en la escuela Miquel Martí i Pol de Viladecans para conocer de primera mano la Xarxa d’Innovació Educativa, un espacio creado en 2013 que integra a profesores, familias, administraciones públicas, empresas y organizaciones locales con un objetivo común: contribuir entre todos a mejorar la educación.

Y a fe que lo han conseguido, porque en diez años los resultados de los alumnos de Viladecans han pasado de estar muy por debajo de la media catalana a superarla sobradamente.

EMPRESAS TUTORAS
Una de las innovaciones destacadas es la de convertir a 40 empresas en cotutores de los alumnos, cosa que ha permitido a los alumnos preparar trabajos con la tutela de empresas tan importantes como el Hospital de Viladecans. También ha puntuado la integración de las tecnologías en el aula. y, por supuesto, el papel de las familias ha sido decisivo.

Viladecans quiere seguir ampliando su proyecto educativo. Por eso tiene previsto impulsar una iniciativa que convierta los parques de la ciudad en museos al aire libre.