Nuevo plan de protección del parque natural

Aunque Collserola sea un parque natural reconocido por la ley, eso no significa que esté completamente protegido ante el ansia de los constructores. Por esta razón el conjunto de municipios que rodean la sierra han aprobado un plan especial de protección. El objetivo es definir los usos públicos del parque y trazar unas líneas exactas entre la zona protegida y los entornos urbanos limítrofes. Repasamos aquí algunos de los cambios que podrán apreciarse una vez aplicado el plan. Aunque lo más impactante es que el parque ganará más de 700 hectáreas de espacio libre para el uso y disfrute de los vecinos y visitantes.

  1. Se identifican espacios con un trato diferenciado: lugares de interés natural, islas de tranquilidad i áreas especiales.
  2. Se incrementan los espacios libres en una superficie de más de 700 hectáreas.
  3. Se establece una cualificación específica para el sistema hidrográfico formado por los principales ríos y torrentes protegides.
  4. Se potencian las actividades agropecuarias que añaden valor al parque, basadas en el desarrollo de una economía verde.
  5. Se reduce el suelo destinado a infraestructuras viarias y a equipamientos en más de 400 hectáreas.
  6. Se define un nuevo modelo de uso público y social para potenciar el ocio responsable, que no destruya los valoresnaturales del parque. Para ello las actividades se concentrarán en espacios delimitados.