Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital Universitario de Bellvitge. Foto_ ACN - Laura Fíguls

Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital Universitario de Bellvitge. Foto: ACN – Laura Fíguls

Ahora que empezamos a mantener a raya a la covid-19 hay que lidiar con sus consecuencias. Aunque la mayoría de afectados vive la enfermedad como una gripe, algunos pueden llegar a padecer secuelas pulmonares. Uno de los centros que se han especializado en este asunto es el Hospital Universitari de Bellvitge. De hecho es primero de la lista.

El centro es el líder del ensayo clínico Fibro-Covid, que evalúa la capacidad de la pirfenidona para evitar el establecimiento de lesiones fibróticas irreversibles después de sufrir una neumonía como consecuencia de la covid-19. En el estudio participan otros cinco hospitales catalanes y tres de Madrid. Todos ellos buscan una tratamiento para una de las patologías más graves derivadas del coronavirus.

Mientras no se encuentre una vacuna contra la enfermedad, o un tratamiento eficaz, es imprescindible atajar las secuelas, que pueden llegar a incapacitar a algunos pacientes. De ahí la importancia del estudio, especialmente en países como el nuestro, con una población envejecida, propensa desarrollar fibrosis en caso de agresiones o lesiones pulmonares.

Los otros hospitales catalanes que participan en el estudio son Santa Creu i SantPau, el del Mar, el Clínico y el Hospital Germans Trias i Pujol, Can Ruti.