El cooperativismo es un modelo de crecimiento sostenible con mucho futuro.

El cooperativismo es un modelo de crecimiento sostenible con mucho futuro.

Es evidente que el futuro de Catalunya pasa por la cooperación de todos, pero aquí queremos hacer mención de la economía social y solidaria, o sea, las cooperativas. Una alternativa muy interesante para trabajadores sin empleo y emprendedores. La Generalitat quiere aportar su granito de arena para promoverlas y, con este fin, ha aprobado una línea de subvenciones para fomentar el cooperativismo a través de plataformas tecnológicas.

Las ayudas se incorporarán a una línea de subvenciones ya existente y que tiene como objetivo fomentar proyectos singulares de reactivación económica y de alto impacto estratégico de la economía social. Esta partida forma parte de los casi 60 millones de euros que la Generalitat aprobó el pasado mes de mayo para reforzar políticas activas de ocupación, que beneficiarán a 1-500 empresas y a 4.300 personas.

La economía social y solidaria no sólo es una forma de autoempleo que puede ser clave para la recuperación económica sino que es un modelo de desarrollo sostenible clave para el futuro.

COOPERATIVAS METROPOLITANAS 

Una buena manera de acercarse a las cooperativas es mediante la red de Ateneus Cooperatius de Catalunya, un servicio público formado por más de 130 organizaciones públicas y privadas que funcionan como antenas y altavoces de la economía social y solidaria. Su trabajo es ofrecer información y apoyo a los trabajadores interesados en poner en marcha una cooperativa.

Dos de los nodos más activos de esta red están precisamente en el Área Metropolitana de Barcelona. Son el Ateneu Cooperatiu del Baix Llobregat y el Ateneu Cooperatiu del Barcelonès Nord.