Mascarilla, manos, distancia social, y toda la ventilación posible.

Mascarilla, manos, distancia social, y toda la ventilación posible.

Empieza el invierno y después de Navidades es probable que llegue una tercera oleada de covid-19. En parte por la relajación de las restricciones durante las fiestas, y en parte porque
enero es siempre un mes proclive a enfermedades como la gripe. Así, lo normal es que haya un repunte de casos. Sin embargo, podemos conseguir que esta tercera oleada sea una
suave y no un tsunami.

POCAS INTERACCIONES

Para empezar, hay que minimizar las interacciones durante las fiestas. Es la única manera de contener el riesgo de contagios. Esto atañe a las reuniones familiares y, sobre todo, a las de amigos y conocidos, pero también a las sesiones de trabajo en grupo. Si pueden evitarse, mucho mejor.

MASCARILLA EN TODAS PARTES

La Generalitat ha dado vía libre, con restricciones, a bares y restaurantes. Pero es cosa nuestra, y de los propietarios, que esto no signifique un desmadre. Debemos llevar puesta la mascarilla en cualquier espacio público y evitar grandes reuniones en los establecimientos. Por nosotros, desde luego, y para evitar que los cierren totalmente en enero por culpa del descontrol navideño.

COMPRAS SIN AGLOMERACIONES

El departamento de Salud ha dado también vía libre para ir de compras. Si son de proximidad, bienvenida sea la concesión. Pero para que no haya aglomeraciones conviene que no vayamos todos a la misma franquicia a la misma hora. Hay muchas tiendas cercanas donde encontraremos lo que necesitamos.