El tomicus destruens amenaza la Serralada de Marina

Hace pocos días que ha comenzado una auténtica cruzada en la Serralada de Marina. El enemigo es un insecto, el tomicus destruens, que puede llegar a convertirse en una plaga. La escasez de agua de los últimos años ha debilitado las masas forestales haciéndolas más propensas al ataque de plagas. Aunque hay varias amenazas, destaca la aparición masiva de estos insectos de la familia de los escarabajos. Conviven con los pinos en un cierto equilibrio, en condiciones normales. Pero si hay sequía, incendios o alguna otra causa proliferan y contribuyen al debilitamiento de los árboles

El control no es sencillo, puesto que la sequía continúa. Aun así, se han puesto en marcha trabajos específicos para evitar la propagación de la plaga en los árboles no afectados todavía, mediante el corte y la retirada completa de los pies secos y afectados por el insecto. A la vez estos trabajos son importantes para minimitzar el riesgo de incendios.