Las Tres Chimeneas, entre Sant Adrià, Badalona y Barcelona

Ha finalizado la primera fase de la gran transformación del entorno de las Tres Chimeneas. Los vecinos y asociaciones han podido participar y han aportado hasta 200 ideas y propuestas que debería incluir el plan urbanístico definitivo. El reto es transformar una zona industrial en un barrio digno y de futuro entre Sant Martí, Sant Adrià y Badalona.

UN GRAN PLAN
El debate sobre las obras se ha centrado en cuatro ejes temáticos. Se han recogido aportaciones sobre el futuro de las tres chimeneas y de la sala de turbinas de la central térmica, la conectividad con la ciudad, el modelo de movilidad y su coste, el tratamiento del espacio público conectado con las infraestructuras verdes metropolitanas y su relación con el parque fluvial del Besòs; y el modelo de construcciones.

Todas las aportaciones se incorporarán al Plan Urbanístico, que debe delimitar y ordenar un sector de unas 32 hectáreas situadas en el litoral metropolitano de Barcelona, en la franja que queda entre la vía de ferrocarril y el mar, y desde la desembocadura del río Besòs, en Sant Adrià, hasta el final del espacio de las Tres Chimeneas, al límite con el barrio de La Mora de Badalona.

Y, por otro lado, transformará mediante directrices urbanísticas un ámbito mayor, de aproximadamente 92 hectáreas donde actualmente se encuentran almacenes y áreas industriales.