A pesar de la pandemia y la lluvia los catalanaes acudieron a votar el 14F.

A pesar de la pandemia y la lluvia los catalanaes acudieron a votar el 14F.

No fue una jornada fácil la de ayer. Entre la pandemia, la lluvia y las pocas ganas de votar de algunos (incluso se detectaron algunas campañas virales de la ultraderecha para desincentivar el voto) no era fácil salir a votar. Sin embargo, 2.827.955 personas lo hicieron, un 53,56% del electorado. Son casi 30 puntos menos que en las elecciones de 2017, pero suficiente para garantizar un resultado legítimo.

En cuanto a los resultados, el empate técnico entre PSC, ERC y JuntsXCat garantiza que las principales fuerzas llegarán a un acuerdo provechoso para Catalunya.

Aunque inicialmente hubo algunos sobresaltos durante la jornada, porque muchos miembros de mesa no acudieron, poco a poco las mesas se fueron configurando, incorporando suplentes de suplentes, y a partir de las 10 de la mañana el funcionamiento ya fue normal.

En el último tramo, de 19 a 20 horas, reservado para los positivos por covid-19, hubo muy poco movimiento, aunque los miembros de las mesas estaban debidamente equipados. En general, la organización de las elecciones funcionó y el voto se llevó a cabo con total normalidad, aunque más lentamente, claro.