Barcelona crece gracias a los recién llegados.

Barcelona crece gracias a los recién llegados.

El uno de enero de 2020 había 1.666.530 ciudadanos empadronados en Barcelona, casi un uno por ciento más respecto al año anterior. Se trata del quinto año consecutivo en que aumenta la población en la ciudad y la cifra más alta desde 1990. El incremento de población es generalizado por distritos y barrios, y proviene del impulso de la población de nacionalidad extranjera, que crece un 8,2%.

NUEVOS MIGRANTES

Las oleadas migratorias han empujado al alza las cifras de los nacidos en el extranjero, que en 2020 representan casi un 28% del total de empadronados. Las 360.970 personas de 179 nacionalidades extranjeras suponen un máximo en la historia reciente.

El aumento de la población extranjera se ha extendido por todos los distritos y barrios de la ciudad, aunque los incrementos más importantes corresponden a l’Eixample y Sant Martí, los dos distritos más poblados.

Por continentes, los más representados son europeos y americanos, seguidos de asiáticos y africanos. La nacionalidad más abundante es la italiana, aunque muchos de ellos han nacido en Argentina. Le siguen las nacionalidades paquistanesa y china, con más de 20.000 residentes cada una, seguidas de Francia, Marruecos, Colombia, Honduras, Venezuela y Perú, todas con más de 10.000 vecinos. Los bebés suponen un 26,5% del total de nacimientos, siete puntos más que en 2015.