El Hospital de Bellvitge, pionero en operaciones complejas

El Hospital de Bellvitge ya cuenta con 24 nuevas salas de operaciones equipadas con tecnología de última generación para llevar a cabo cirugías de alta complejidad que requieren unas condiciones especiales.

Se trata del primer centro hospitalario con tres quirófanos híbridos, que incorporan escáneres en la misma sala de operaciones. Estos dispositivos permiten realizar las pruebas necesarias dentro del mismo quirófano, sin tener que trasladar al paciente.

Además, otros dos quirófanos cuentan con sistemas robotizados, donde el cirujano trabaja desde una consola que dirige unos brazos robóticos, lo que permite una mejor visión del campo quirúrgico y realizar movimientos más precisos. El edificio ha costado 82 millones en obras y 50 en equipamientos, una cantidad que sitúa la inversión en sanidad pública en cifras similares a las de 2010, poco antes de que empezaran los recortes generalizados.

O sea, unos quirófanos del futuro que ya funcionan en el presente, y en l’Hospitalet de Llobregat.