Una medida de urgencia para proteger a los arrendatarios

La Generalitat ha aprobado un decreto ley para hacer posible la contención de los precios del alquiler en los barrios o ciudades donde no haya suficiente vivienda asequible. Esta norma faculta Barcelona para declarar la ciudad o parte de sus barrios como área con mercado de vivienda tenso, una condición indispensable para la limitación de precios. En cuando al resto de municipios, será la propia Generalitat quién determinará los mercados es que es necesario intervenir. Se trata de una medida de urgencia para proteger a los residentes que no quieren irse del barrio.

Índice de referencia
Para que se aplique la contención de rentas los precios no deben superar el 10% del índice de referencia de precios de alquiler, una cifra marcada por la Generalitat que especifica cuál es el precio recomendable que deberían poner los arrendatario

Derecho a recuperar el dinero
Si el propietario cobra un alquiler que sobrepase la contención establecida el arrendatario tiene derecho a la diferencia entre el límite legal y la renta abonada. Este derecho se podrá exigir por vía judicial y la administración impulsará la mediación en estos casos

Áreas de mercado de vivienda “tensas”
Para declarar un área como mercado de de vivienda tenso habrá que acreditar que aspectos como el crecimiento del precio de los alquileres y su coste en el presupuesto familiar sean claramente superiores a los de la media de Catalunya, que haya una desproporción entre el aumento de la población, o que el coste del alquiler crezca claramente por encima del IPC de la área afectada

Medida pionera
La medida aprobada es pionera en todo el Estado pero no tanto en Europa. La limitación catalanadel precio del alquiler se inspira en el Código Civil de Alemania, que regula la contención de rentas desde hace 30 años