Estas ayudas beneficiarán también a las familias monoparentales.

Estas ayudas beneficiarán también a las familias monoparentales.

La Generalitat ha aprobado una línea de ayudas para familias en situación de vulnerabilidad económica que se encuentren en la eventualidad de cuidar a un menor en cuarentena. Si estas personas no pueden acceder a una baja laboral podrán contar con una ayuda de hasta 300 euros. El presupuesto es de 10 millones de euros para 33.000 familias catalanas, aunque existe el compromiso de ampliarlo si es preciso.

Las cuarentenas son la gran preocupación de los padres. Si un niño da positivo por covid-19 deberá quedarse en casa en cuarentena. Pero también tendrán que hacerlo sus compañeros, aunque las pruebas iniciales sean negativas. Todas estas familias deberán asumir el cuidado de un menor. Si la situación ya es difícil de por sí para los que tienen trabajo estable, que deberán pedir bajas o encontrar fórmulas de conciliación, la cosa se complica para los padres con contratos precarios e incluso para los que se hayan buscando trabajo. De ahí la línea de ayudas, para ofrecer a estas familias unos ingresos mínimos llegado el caso.

La Generalitat ha solicitado oficialmente a Madrid que todas las familias tengan acceso a bajas laborales en caso de confinamiento forzoso, un mecanismo mucho más efectivo y rápido que los famosos ERTES o incluso que el Ingreso Mínimo Vital. Pero mientras Madrid se decide, la Generalitat ha impulsado estas ayudas para que las familias no se queden colgadas.